7 claves para la autoconfianza

12
Jul

7 claves para la autoconfianza

  • Publicado por: - Weekon
  • Comentarios desactivados en 7 claves para la autoconfianza

El carácter y personalidad, a diferencia de lo que muchos creen, no es un factor determinante en la confianza y niveles de seguridad de cada persona. Estas son habilidades que se pueden y tienen que trabajar. Con estas claves, aplicadas a diario, se podrán ver los progresos en la forma en que uno se trata y considera a sí mismo. Además, esto también impactará en las relaciones interpersonales, se podrán ver los cambios en las actitudes propias y de los demás. Entonces, ¿cómo mejorar la seguridad en uno mismo?

1. Cuidar el cuerpo y la apariencia
Una de las mayores fuentes de inseguridades en el ser humano es el cuerpo y la apariencia. Hay rasgos físicos que no se pueden modificar pero hay muchos otros que sí se pueden cuidar y mejorar.
Si no nos sentimos cómodos con nuestro cuerpo y apariencia tenemos que comenzar a cuidarlos o trabajarlos, progresivamente veremos los avances y nos sentiremos más confiados en nosotros mismos. Los pequeños logros en este terreno también nos ayudarán a ver que somos capaces de conseguir lo que nos proponemos.
Hacer un poco de ejercicio, cuidar la forma de vestir o llevar una correcta higiene te ayudarán a ganar confianza en vos mismo y a sentirte más cómodo en todo tipo de situaciones.

2. Ejercitar la mente y aumentar los niveles de cultura general
Tan importante como el cuerpo es la mente, muchas personas tienen “miedo” a hablar públicamente o a intervenir en una conversación privada por miedo a equivocarse.
Si bien es cierto el refrán “En boca cerrada no entran moscas”, se podrá intervenir con seguridad cuanto mejor se esté preparado y más base de conocimientos se dispongan. Es importante trabajar en estas dos líneas, por ejemplo haciendo sudokus, ejercicios mentales o leyendo el diario todos los días a primera hora. Las formas de ejercitar la mente son muchas, elegí las que te resulten más cómodas y comenzá a trabajar día a día.
Con el paso del tiempo observarás que podes intervenir con seguridad en más conversaciones, presentar tus ideas con mayor rigor y perder tu miedo al hablar con otras personas.

3. Postura erguida
En ocasiones encorvar la espalda es un síntoma de poca seguridad en uno mismo. Es una forma de ocultar el rostro ante los demás. Es común identificar como inseguras a todas aquellas personas que curvan su espalda hacia delante. Al contrario pasa con las personas que además de andar muy erguidas van con la barbilla en alto, se considera que son personas seguras de sí mismas y sin “temores sociales”.

Comenzá a caminar más erguido, y eliminá las malas posturas mientras estás sentado. Si te sentas y curvas la espalda te será más difícil caminar con la columna recta. Se puede utilizar un corrector de postura en la pantalla de la computadora a modo de recordatorio. Al principio costará acordarse y mantener la postura pero con el paso del tiempo resultará algo natural.

4. Enfrentá los errores sin darles mayor importancia de la que tienen
Uno de los errores más habituales entre las personas más inseguras es pensar que sus errores tienen más importancia de la que de verdad tienen. Hay que evitar maximizar los errores en nuestra cabeza. Como seres humanos que somos es normal equivocarse y es normal ver a otras personas equivocarse. Los errores no son excepciones, las personas con seguridad en sí misma saben que nadie es perfecto y que ellos tampoco lo son.
No tener miedo a equivocarse, ya que es una de las formas más eficaces para aprender. Un método para dimensionar correctamente los errores es preguntarse a uno mismo ¿cuál será la importancia de este error dentro de 4 meses? ¡Intentá reírte de tus errores!

5. Rodeate de personas seguras de sí mismas
Si te rodeas de gente segura de sí misma aprenderás a serlo por imitación. Si por el contrario te rodeas únicamente de gente con más inseguridades y miedos que vos, acrecentarán los tuyos.
También debes evitar a todas aquellas personas que te influencian negativamente de manera premeditada o no. Personas que te dicen cosas como “No vas a poder hacerlo”, “No vales para eso” o “Es imposible conseguirlo”. Son personas que en lugar de intentar ganar seguridad en sí mismas minan la seguridad de los demás para sentirse más cómodas y a su nivel.

6. Tené presentes tus éxitos
Pensá en tus puntos fuertes, tus habilidades y cosas que haces bien. Recordá los éxitos del pasado y los objetivos que lograste cumplir, con esto se estimulará tu conciencia, mejorará tu estado de ánimo y te empujarás a alcanzar nuevos objetivos con éxito.
Olvidate de tus puntos débiles y de tus inseguridades, que no te aportan nada y te atascan en tu zona de confort. Minimizalos, reíte de ellos y borralos de tu pensamiento consciente.

Y la más importante de todas: 

7. Salí de tu zona de confort
Las personas inseguras tienden a quedarse en su reducida zona de confort, hacen únicamente cosas que no les suponen un gran esfuerzo emocional, con las que se sienten seguras y que están habituadas a realizar.

Aunque pueda incomodar, salir de nuestra zona de confort ayuda a expandirla y por lo tanto a ganar confianza en nosotros mismos. Si rompemos repetidamente esta zona de confort, comenzaremos a ver normales comportamientos o acciones que antes nos intimidaban.
La cuestión es expandir nuestra zona de confort y darnos cuenta de que nuestras inseguridades no son para tanto.

Weekon

'
All copyrights reserved @ 2016 - Design & Development by Quilsoft