El llamado para volver a la vida “offline”

16
Ago

El llamado para volver a la vida “offline”

  • Publicado por: - WeekOn
  • Comentarios desactivados en El llamado para volver a la vida “offline”

Beneficios de no tener celular

El celular ha pasado a ser un elemento de distracción muy grande. Es muy difícil lograr concentrarse en sacar un trabajo específico si continuamente estamos recibiendo notificaciones de WhatsApp o redes sociales. Para poder trabajar de manera efectiva, es necesario poder apartarse intervalos de 60 a 90 minutos de trabajo enfocado sin distracciones. Elimina el celular y eliminas una gran fuente de distracción.

No es solo la distracción que nos produce a la hora de trabajar, es la distracción de la vida. ¿Cuándo fue la última vez que estuviste presente en el momento? Hay gente que ve el abandono del celular como una escapatoria, volverse un ermitaño digital, un camino de soledad. Es justamente todo lo contrario. Se trata de volver a hablar cara a cara, volver a salir a tomar un café por ejemplo, volver a vivir en el mundo offline.

Inconvenientes

Te puede pasar que olvides la dirección a la que te dirigías y no tengas cómo llamar para verificar. Esas cosas pueden pasar, es simplemente cuestión de hacer memoria y pensar que hubiera hecho el ser humano de 1999 para resolverlo.

Claro que algunos inconvenientes pueden surgir. Algún mensaje que no recibiste por ejemplo. Aprende el arte de dejar que algo salga mal de vez en cuando. Que las cosas se ocupen de sí mismas. Que otro las resuelva. ¿Recuerdas cuándo te fuiste de viaje y no tenías señal en tu celular?

No digas que «utilizo el celular como herramienta de trabajo y lo necesito conmigo todo el tiempo». A no ser que seas médico de guardia no deberías estar a la orden las 24 horas del día (mismo así en 1999 los médicos de guardia se las ingeniaban para hacer su trabajo). Decir eso es síntoma de que somos personas altamente desenfocadas e improductivas, así que deja de repetirlo por ahí haciéndote el importante porque estás quedando mal.

Tips:

  1. Pasarte a un dumb-phone
    Con esto ya tienes más del 80% recorrido. Vuelve al viejo celular que solo mandaba SMS y hace llamadas. Piénsalo, ¿cuánto hace que no recibes un SMS, y una llamada? Cuando cambies al dumb-phone, simplemente la gente dejará de llamarte. Eso es lo que queremos. No se trata de perder contacto con el mundo, sino de tener control sobre las interrupciones. Conviértete en el interruptor, no el interrumpido.
  2. Dejarlo en casa esporádicamente.
    Después de una semana en modo dumb-phone, salir con tu celular a la calle se vuelve prácticamente irrelevante. Estarás utilizando tu celular para mirar la hora solamente (consíguete un reloj). Nadie envía SMS hoy en día. Es como que a la gente le cuesta mucho comunicarse con eso. Eso es una ventaja, ya que solo te contactarán para cosas realmente importantes. Intenta salir de tu casa sin tu celular cuando vayas a dar alguna vuelta y sepas probablemente no lo precises.
  3. Un día off
    Plantéate tomar un día celular-free a la semana. Los sábados por ejemplo son un buen día. Que la gente que te conoce sepa que lo estás haciendo y no va a poder ubicarte en el celular. Establece una segunda vía de comunicación vía internet. Pásales el número de tu pareja o algún amigo o familiar con el que vivas por alguna emergencia.
  4. Dos días off
    Empuja tu límite un poco más. Prueba dos días libres sin celular. En este momento pasarás a sentirte una especie de X-Men con superpoderes. Las posibilidades de sentirte mejor que el resto son altas. Asegúrate de controlarlo.
  5. Determinar horarios permisivos
    Durante la semana, fija horarios en los cuales tendrás el teléfono encendido. Buscamos crear la costumbre de vivir algunas horas del día con el celular apagado. No tiene que ser nada restrictivo al principio. Por ejemplo puedes empezar encendiendo el celular de 9 a. m. a 9 p. m. Luego redúcelo unas horas o crea un corte al medio día. Disminuye el horario semana a semana hasta llegar a encender el celular una o dos horas al día. Vuelve a grabar el mensaje de la contestadora diciendo cuales son los horarios en los que estás disponible, como hacen la mayoría de los negocios.
  6. Encender chequear y apagar
    Una vez restringidos los horarios, puedes pasar a chequear el teléfono celular una o dos veces al día solamente. Enciendes, chequeas, respondes, apagas.
  7. Deshacerte de él 
    A estas alturas nuestra adicción al celular debería estar totalmente bajo control. En este punto tu celular se ha vuelto algo totalmente obsoleto porque la gente ha dejado de intentar comunicarse contigo por ese medio.

Recuerda que no se trata de dejar de hablar o perder contacto con el mundo. El fin último de todo esto es poder tener más tiempo para compartir con las personas que queremos y hacer lo que nos gusta.

WeekOn

'
All copyrights reserved @ 2016 - Design & Development by Quilsoft