Desafiando al espacio. Un baño pequeño está repleto de posibilidades. Es cierto que los metros escasean, pero ¿desde cuándo es un problema? Solo hay que agudizar el ingenio y tomar nota de todas las ideas de interiorista que hemos recogido en este artículo. Un baño pequeño tiene muchas ventajas que debes saber aprovechar y es que, hay muebles pequeños, adaptables y sencillos que con un poco de decoración quedan perfectos para cualquier aseo de pocos metros. Una puerta corrediza o espejos grandes, son algunos de los trucos para que tu baño parezca más grande de lo que es, o para que al menos, puedas aprovechar al máximo cada rincón de este espacio. Los colores también son la clave en la decoración y marcarán un estilo determinado.

Trucos, consejos o claves. El caso es que son fáciles de aplicar y el efecto es maravilloso. Si un espacio no destaca por sus dimensiones, vamos a hacer que sorprenda por su estética. Y todo ello, sin descuidar la funcionalidad, cualidad obligatoria en baños y aseos.  Por ejemplo, si tu baño es pequeño, no debes plantearte si poner bañera o ducha. Siempre opta por la segunda opción, y a ser posible, con una mampara de cristal transparente que generará sensación de aplitud.

Las claves para baños mini

Objetivo: que cualquier baño pequeño desprenda encanto. Se trata de tener en cuenta los aspectos más importantes que tener en cuenta tanto si vas a reformar tu baño o aseo como si quieres mejorar su aspecto con algunas pinceladas deco que puedas incorporar. Las plantas son muy buenas aliadas en la decoración de aseos, por ejemplo.

Mix de materiales

Conseguirás dinamismo al combinar diferentes acabados, baldosas, pintura, papel…

Siempre se acierta con el color blanco ya que multiplica la luz y que concede amplitud. Pero para restarle frialdad, opta por el black & White. Eterna y siempre idónea. Fíjate qué fácil de lograr es este resultado.

Sencillez, menos es más

Sin complicaciones para no saturar un espacio pequeño. Un lavatorio, el inodoro y la ducha. Líneas sencillas para los sanitarios y mobiliario y deja que sean los accesorios los que personalicen. En los baños mini la distribución acertada es la que asegura la movilidad en la zona central.Efecto cemento pulido

Ya sea microcemento, cemento pulido o baldosas que imiten este material, la continuidad y neutralidad que ofrece este acabado da como resultado espacios actuales.

Espacio neutro

Un truco que funciona: crear un espacio ecléctico en general, muy neutro y sencillo, y reservar piezas que destaquen para el frente del lavatorio.

Destacar la pared de la ducha

Con un revestimiento impactante que se vea a través de la mampara de cristal transparente. Concederá sensación de profundidad.

Aunque se trata de un baño pequeño, está permitido arriesgar. Elige sobriedad en las paredes y techo y deja que el suelo se luzca con un revestimiento impactante. El juego óptico de los hidráulicos no deja indiferente. Puedes recurrir a los suelos vinílicos de este acabado para recubrir el tuyo actual o colocar una alfombra vinílica de este tipo.

Pintura para azulejos

Un tono llamativo que inunde el baño. Puedes escoger un azulejo de color si vas a reformar el baño o pintar un frente con pintura para azulejos.

El espejo

Un elemento decorativo imprescindible . Deja que acapare miradas este frente con un espejo maxi. Además, si el baño tiene ventana, refleja la luz natural.

Estamos más acostumbrados a los focos empotrados en el baño, pero colgar lámparas de techo o en un rincón, combinadas varias a diferentes alturas, o instalar apliques de pared orientables es un plus de estilo.

La iluminación

En el baño la iluminación general es importante para verte bien. Lo que muchas veces se olvida es que crear una iluminación especial en el baño es muy agradable para relajarte mientras te duchas o aplicas cremas y mascarillas.